Distribuidores Mayoristas de Productos

Catálogo de productos mayoristas de mayor rotación.

Si tenemos que explicar en forma simplificada la labor de los distribuidores mayoristas, diremos en primer término, que son los comerciantes que llevan a cabo el proceso de la venta de los productos que llegan a las manos de los minoristas.

Estos que pueden ser chicos, medianos o grandes minoristas, (desde kioscos, hasta grandes híper mercados), y que son a su vez los que están encargados de vender a los consumidores finales, o público en general. Existen en este momento varios tipos de distribuidores mayoristas, los que forman parte de la fábrica de elaboración de los productos, los que tienen un sentido más agudo de los productos disponibles y que distribuyen a los mercados en forma privada y los que están en el presente, que son los encargados de distintos puntos de venta.

productosLo más importante que estos mayoristas hacen es, conseguir la cantidad de productos de buena calidad más grandes a muy buenos precios, y esto es logrado por la compra de grandes volúmenes de compra a los fabricantes que por cualquier motivo, no tienen espacio en donde almacenar lo producido. Los distribuidores mayoristas, además venden estos productos almacenados a los minoristas a muy buenos precios, a diferentes puntos de la Argentina, abasteciendo el mercado de norte a sur, y de este a oeste, pero también hay distribuidores que llegan a otros distribuidores.

La ganancia es la que se quedan de la venta a otros precios a los minoristas y forman parte importante del PBI (producto bruto interno), llevando los bienes vitales para el consumo de este país, como por ejemplo ropa, alimentos, muebles, productos de uso, electrodomésticos, materias primas, etcétera. Las ganancias, son cuantiosas de los mayoristas distribuidores pero a su vez deben asumir muchos riesgos, de traslado por ejemplo las alzas en las naftas, que deben ser absorbidas por ellos mismos, deben contar con el espacio suficiente para almacenar el inventario, así que deben basarse en el movimiento eficaz de los bienes.

Otro de los riesgos que deben asumir es quedarse con mucha mercadería que han almacenado, creyendo que tendría salida en ventas y no lo es al cabo de un tiempo por parte de los minoristas quedándose con la mercadería que les genera pérdidas cuantiosas. La cadena de consumo comienza cuando el fabricante o productor de un bien emprende la elaboración, al finalizarla, la vende a los comerciantes distribuidores mayoristas para acopiarla en sus establecimientos como lo aclaramos en el punto anterior, estos los venden a su vez a los minoristas y por último, el público es quien los compra para el consumo final. En ese proceso, que parece sencillo cuando lo explicamos aquí, no lo es, ya que se involucran máquinas, materias primas, un trabajo incesante de cargas y descargas, mantenimiento, material humano, combustibles, energía, para que llegue el producto a ser consumido en perfectas condiciones por los últimos de la cadena; el público.

Cuando se habla específicamente de la distribución, se hace mención del reparto de bienes, y para ello, los distribuidores mayoristas, deben contar con los transportes para que los productos lleguen no solo a ciudades muy pobladas, sino a aquellos lugares muy alejados de la Argentina. Para ello las rutas, y los transportes deben estar en perfectas condiciones, de lo contrario en esa cadena algo se corta. La rutina es diaria, en la que deben trazar puntos de enlaces, viajes que muchas veces duran días, según el estado de las rutas, si hay cortes, o por razones del clima, paros o cualquier inconveniente. Son el nexo más importante entre las empresas fabricantes y los minoristas que compran sus productos para venderlos, siendo este procedimiento fundamental para la economía de un país, debiendo suministrar todo lo que se necesita para abastecer el mercado interno.

 

 

Por Ana Gancedo