Mercadería para Kioscos y Maxikioscos

Para instalar un kiosco, se deben pensar en una serie de cosas, como por ejemplo en el tamaño del comercio, en su decoración, en los trámites que se necesitan para habilitarlo, en los que necesitamos nosotros para comenzar a comerciar, y lógicamente en la mercadería para kiosco. Es de este tema que queremos explicar y dar algunos consejos muy útiles para que el comercio comience bien y continúe mejor. La mercadería para kiosco, la adquirimos en las distribuidoras mayoristas que son los establecimientos que tienen enormes proporciones de espacio en donde se almacenan los productos que venderemos en nuestro kiosco, o maxi kiosco.

mercaderia-para-kiosco Cuando pensamos en elegir un mayorista entre otras cosas este debe ser en lo posible cercano a nuestra zona, porque las entregas se harán de manera más sencilla, y rápida, dos elementos importantes a la hora de vender, que la distribuidora tenga experiencia comprobable en este tipo de ventas, buenos precios, esmerada atención personalizada, y buenos productos para que esa mercadería para kiosco que adquirimos, sea realmente buena, y que todos la encuentren atractiva. Parece mucho, pero por suerte hay en este momento muchas distribuidoras que tienen esto, y mucho más, además las podemos ver en la Web, ya que publican lo que venden, y de esta manera llegan a más puntos. La comunicación entre nosotros y ellas debe ser la mejor, para que siempre tengamos acceso a las novedades, y ofertas. La mercadería para kioscos en las distribuidoras se muestran por clases, marcas, y tipos, pero hay muchísima cantidad, pero en los kioscos, depende de nosotros, de cómo la mostremos al público, y de qué estrategias nos valemos para vender más. La pulcritud que tendremos en el comercio, es otra de las cosas más importantes a la hora de vender, y que a toda esa mercadería no le llegue el sol, o la humedad, porque tarde o temprano esos dos elementos, atentan con la conservación de los mismos aunque estos estén cerrados.

La mercadería para kiosco, debe estar colocada prolijamente en los anaqueles y góndolas higiénicos,

a la vista del público, y en lo posible, colocada de manera que estén ordenadas por tipos y gustos de golosinas, por ejemplo el sector de alfajores, de caramelos, o de chicles. Para comenzar a llenar los anaqueles del kiosco, es necesario invertir un poco más en un principio, ya que en los meses sucesivos, esto se logra con la ganancia obtenida de las ventas. Una de las cosas que los comerciantes pueden hacer es lograr saber si en la zona se necesita algún otro artículo para vender, ya sea porque en la zona no hay, o porque no alcanza la oferta existente para tanta demanda de esos artículos, por ejemplo un kiosco cercano a una escuela es lógico que haya en ese kiosco, algunos elementos de librería, por lo menos los básicos, ya que siempre tendrán salida, o en las cercanías de una maternidad en la que podrán hacer falta pañales, o regalos para bebes.

Dentro de la mercadería para kioscos, se encuentran las golosinas, pero también están los cigarrillos, los encendedores, las pilas, los jugos, los snack, las bebidas gaseosas, los helados, las botellas de agua mineral, entre otros. Con el tema de las gaseosas o los helados, muchas empresas de marcas conocidas, nos dejan las heladeras, y los freezer para la colocación de estos productos, con la firma de un contrato en comodato, en el que asumimos la responsabilidad de cuidar y de mantener, hasta que quedan obsoletos y lo debemos cambiar por otros, esto es muy interesante ya que no hay que invertir dinero, para los artefactos de mantención de productos.

Por Ana Gancedo