Venta Mayorista de Golosinas

Ofertas por mayor

La venta mayorista de golosinas, permite a los comerciantes minoristas de kioscos, mini mercados, o drugstores de todo el país, a surtir sus comercios que están preparados para la venta a los consumidores finales, que son los que compran por unidades. Este tipo de ventas, se realizan por pedidos que los minoristas u otros mayoristas hacen a diario a las distribuidoras, que a su vez, compran los productos a las fábricas o a las empresas que producen en grandes cantidades de golosinas para todo el país. Hoy la venta mayorista de golosinas, se efectúa también en la Web, porque la venta online, es más rápida y ágil, pero también se sigue comprando y vendiendo en los establecimientos propiamente dichos. Esta venta online, permite a los clientes registrados a acceder a la más amplia muestra de golosinas que hay en el mercado actual, haciendo el pedido de cada una de ellas, en grandes cantidades, para el suministro en los kioscos.

venta-mayorista-de-golosinasExisten muchas páginas de distribuidoras que hacen las ventas mayoristas de golosinas, de ambas maneras, pero la compra online realmente acorta las distancias y los tiempos, pero la compra mínima tiene un monto estipulado por cada empresa, las que muchas veces no cobran los gastos de envío. Una vez que sabemos cuál es la diferencia entre la venta de golosinas por menor, con la venta mayorista de golosinas, podremos entender la cadena de consumo. Los fabricantes producen los productos que en este caso son las golosinas que vemos en los kioscos, y estos son los que venden en grandes cantidades a las distribuidoras o mayoristas, estos a su vez los venden a otro precio a otros mayoristas y al mercado minorista o sea a los propietarios de esos kioscos, y por último estos productos para golosos, son comprados por los consumidores o público en general. Es realmente un negocio que mueve millones de pesos, ya que todos los días salen nuevos productos, y se renuevan otros, y no es un alimento que es consumido por los más pequeños, hoy chicos y grandes compran todos los días en el kiosco, de todo, entre los más vendidos se encuentran los alfajores, las tabletas de chocolate, los caramelos, los chicles, los jugos, gomitas, entre otros.

Nunca un distribuidor mayorista de golosinas o de otros productos, de consumos masivos, se ponen en contacto comercial con los consumidores finales, ya que lo hacen a través de los minoristas es decir de los kioscos, o supermercados de todo el país. Siempre cuando se habla de la venta mayorista de golosinas se hace mención a los grandes volúmenes de ventas por cajas, por bulto, o por bolsas que contienen varios productos iguales o diferentes, y nunca por unidad, de allí es que los precios que se manejan son menores que en la compra final. Cuando un minorista compra en un mayorista, se hace por medio de las facturas y remitos que son los documentos que permiten esa transacción, y en el caso de los consumidores finales estos tienen como comprobante de la compra un tiket, en donde figura el precio final del producto comprado.

No obstante hay empresas mayoristas, (no muchas), que tienen ventas de las dos clases, pero esto es cuando la suma comprada supera una cierta cantidad estipulada. Cuando la venta en los kioscos es muy grande, los mayoristas venden más, porque deben abastecer más a los puntos de venta, y a menor venta menos, las ventas finales en forma masiva, afectan a toda la cadena de consumo.

Para lograr una buena venta en quioscos, o maxi kioscos, los comerciantes minoristas, deben encontrar al mayorista que mejor se adapte a sus necesidades.

Por Ana Gancedo